Reflexiones sobre el Día de la Libertad de Prensa

Hace dos días, el 3 de mayo, se ha celebrado el Día de la Libertad de Prensa, una conmemoración implantada por la Organización de las Naciones Unidas hace ahora 23 años. Esta es una fecha que, desde entonces, celebramos los periodistas para reivindicar no solo aspectos relativos a nuestra libertad de expresión, sino también la profesión misma, que en estos momentos se encuentra en una situación de riesgo tanto por la crisis del sector y la imparable pérdida de puestos de trabajo, como por la multitud de noticias de carácter intencionadamente sesgado o simplemente falsas o sin contrastar que se difunden diariamente a través de las redes sociales. Porque no hay mayor peligro para el periodismo que inundar a la sociedad con noticias erróneas de manera que ya no se sepa cuáles son las verdaderas.

Es una realidad con la que nos enfrentamos. Ahora, periodismo se le llama a todo, tanto al  mensaje escrito en un tweet de algo sin confirmar como a la información aparecida en un medio de comunicación después de que el redactor emplease varias horas en verificar su autenticidad. Y no es lo mismo. Vaya si no es lo mismo…

Es cierto que siempre habrá personas que no cumplan los criterios de calidad en la información, y más en estos tiempos de prisas, donde la velocidad en publicar noticias en la red se ha convertido en una exigencia en muchas redacciones. Pero la urgencia no debe afectar nunca a la autenticidad de la noticia que se difunde. A veces es mejor reflexionar un minuto que transmitir un mensaje erróneo. Sacrificar la verdad por las prisas es renunciar a la única gran diferencia que existe entre un auténtico periodista profesional y los millones de aficionados que inundan internet y las redes sociales: el periodista tiene que ser riguroso con la veracidad para que su mensaje sea creíble.

Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante, entrevistado el Día de la Libertad de Prensa. Foto: J.J. Garrido

Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante, entrevistado el Día de la Libertad de Prensa. Foto: J.J. Garrido

Esta confusión no solo perjudica a los periodistas, perjudica también a la sociedad que ve cómo merma su derecho a estar bien informada. Y la libertad de prensa no debe ser solo reivindicada por los profesionales, sino por todos.

Por este motivo, me resultó agradable el acto reivindicativo que, el Día de la Libertad de Prensa, celebraron conjuntamente en la Diputación Provincial de Alicante políticos de esta institución y periodistas. Y en especial las palabras de Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante, quien hizo una radiografía de los problemas que aquejan actualmente a la profesión, entre los que destacó los continuos despidos en los medios de comunicación de periodistas cualificados para ser sustituidos por becarios debido a motivos económicos. Estos y otros problemas los comentamos muchas veces entre los periodistas pero es necesario que lleguen a la sociedad, ya que es ella la primera interesada en tener unos buenos medios de comunicación para estar bien informada. Y el Día de la Libertad de Prensa es un buen momento para hacerlo.

Las fotos son del acto celebrado en la Diputación Provincial de Alicante con motivo del Día de la Libertad de Prensa. Y su autor es José Juan Garrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

baldorodriguez.com copyiwritter